A favor del canon cinegético

A la vista de algunas mociones que se están presentando en los Ayuntamientos asturianos a instancia del grupo popular solicitando la eliminación del canon cinegético para los cotos regionales de caza, el establecimiento de una línea de ayudas para sufragar los costes (ordinarios y sobrevenidos) en la gestión de los cotos y el fomento, defensa e impulso de la actividad cinegética en Asturias aclaramos que:

1.- Existe una enorme cantidad de licencias de caza en Asturias, la propio moción habla de 12.000 licencias en Asturias. El MAGRAMA en el 2015 las cifraba en 7.054. En toda España, según datos del MAGRAMA de 2015, hay expedidas 825.373 licencias de caza. Eso sitúa a España como el segundo país en Europa en que existen más licencias de caza.

2.- El texto de la moción carece  de rigor técnico y científico y utiliza argumentos contradictorios como la necesidad de la caza por la escasez de depredadores según sostiene en la misma cuando es, precisamente la escasez de depredadores, una de las consecuencias de la caza de los mismos. Estamos acostumbrados a escuchar a los cazadores pedir que se deje cazar al lobo ibérico cuando el lobo ibérico es un depredador natural de los jabalís y de otros muchos animales denominados, despectivamente, alimañas ignorando la función de estos animales y la necesidad de mantener la biodiversidad de especies animales y de plantas.

3.-Se habla de sobrepoblación de especies sin concretar quien lo dice y de qué especies se trata. Podría ser que una de esas especies sea el jabalí cuya población según informe de enero de este mismo año del profesor Carlos Nores lo cifra entre 40.000 a 60.000 por lo que, aún cogiendo la mayor de las cifras (60.000) y teniendo en cuenta las 12000 licencias existentes podrían, con la caza de 5 ejemplares de jabalís por licencia, no solo acabar con la “sobrepoblacion” sino con ésta directamente. De hecho lo que parece excesivo es el número de licencias de caza existentes en Asturias.

Se olvida también mencionar la existencia de otros sistemas de control ético de poblaciones mediante vacunas anticonceptivas que están demostrando su éxito. Tampoco se menciona en la moción que el aumento de los suidos no es por la falta de depredadores sino por una mala gestión cinegética, la caza de bote  (granjas de jabalíes que luego sueltan) y, en ocasiones, la introducción de jabalíes alóctonos más grandes de centro Europa a España.
Un dato bien elocuente es que en los últimos 20 años se han abandonado 5 millones de hectáreas de cultivos, el 10% de nuestro territorio que originan inmensas extensiones territoriales que están perdiendo uso y encima nos matan depredadores en cúspide como el lobo y frenan su expansión creando e inventando zonas libres de lobo.

4.- Se afirma que la caza es un importante caudal de actividad económica y empleo y favorece la sostenibilidad del medio rural lo que no se acompañan de informes y cifras si bien, creemos que lo que es un hecho demostrado es la existencia de un abandono desde hace años del campo sin que la caza haya rebajado esa tendencia que año tras año se confirma sin que figure para nada la existencia de caza o no entre los factores que inciden en que las personas del entorno rural se desplacen al entorno urbano. De hecho en los informes de las causas que provocan el descenso de la población en las zonas rurales son  la situación demográfica (escasez de población, éxodo de habitantes y envejecimiento de la población en las zonas rurales); la lejanía (falta de infraestructuras y servicios básicos, falta de conexiones de transporte adecuadas); o los problemas relativos al mercado laboral (tasas de empleo más bajas y desempleo de larga duración). El reducido número de habitantes (baja densidad de población), las bajas tasas de natalidad y el elevado envejecimiento de la zona rural generan problemas para sus economías y estructuras social y las oportunidades vienen de la mano de la tecnologías, el turismo y la agricultura, la producción de energías renovables (eólica y de biomasa básicamente), la calidad del entorno natural, con una adecuada dotación de infaestructuras y servicios, podría hacer del medio rural un lugar adecuado para el desarrollo de estilos de vida alternativos y «cercanos a la naturaleza», la calidad y abundancia de los recursos naturales y culturales, particularmente las relacionadas con el turismo, los productos alimentarios regionales, de calidad…nada que ver con lo que se plantea en la moción.

5.- Concluyen, tras todas esas opiniones carentes de informes que lo sustenten, que la caza es muy necesaria y que es víctima de mentiras demagogias y que merece el apoyo de la Administración regional obviando eso si, la utilización de montes públicos para sí que dejan sembrados de plomo, los accidentes de caza provocados por negligencias con las armas, las batidas hechas por cazadores que incumplen sistemáticamente las directrices y leyes de caza, la quema de montes por temas relacionados con la caza, la introducción de especies invasoras en la fauna para poder pegar mas tiros…

       Nuestro partido no comparte que la caza conlleve algún beneficio social y mucho menos que sea un factor que fije población en el mundo rural por lo expuesto anteriormente. De hecho consideramos que la caza debe restringirse en los espacios naturales protegidos para preservar sus valores naturales.

        Es importante reflexionar sobre que España es el segundo país con más cazadores de Europa y también el país europeo en el que más abandono animal existe, por desgracia, parece existir entre ambos factores que se relacionan.

        Finalmente ¿qué clase de país queremos dejar a nuestros hijos: uno en el que haya esperanza y recursos o uno en que unos pocos con dinero para practicar eso que llaman “deporte” hayan sumido los recursos naturales de nuestra tierra en un oscuro páramo desierto.?

Deja un comentario