Alegamos al Plan general de Gijón

El partido verde EQUO ha presentado un total de 17 alegaciones al Plan general de ordenación de Gijón. Alegaciones que en definitiva piden al ayuntamiento que reconsidere su propuesta y rehaga el plan desde el inicio. Después de tantos años se está presentando un mal plan, y un plan enfocado en el crecimiento de la vivienda. Un plan de ordenación debe estar basado, en la conservación, en la sostenibilidad y en la accesibilidad, no se debe hacer un plan en la Europa del siglo XXI para crecer la edificación.

Un plan que ha tenido sustanciales cambios debe seguir un procedimiento completo y no continuar con el iniciado como si fuera el mismo plan que se presentó hace unos meses. El proceso de participación ciudadana ha estado viciado porque no se ha explicado qué alegaciones de la primera fase se han tenido en cuenta. Eso es un tema muy grave y que impide la participación ciudadana. Tampoco se tiene en cuenta la ley 21/2013 de evaluación ambiental y se han superado los plazos para la Evaluación Ambiental Estratégica. Algo que convierte la tramitación en ilegal.

Poniente, Gijón, foto M. G.

En cuanto al crecimiento de viviendas en detrimento de la sostenibilidad y del propio diseño de la ciudad, hay casos como el referido a la zona del Piles y las mal llamadas “playas verdes”, donde lo que se busca es pura y simplemente aumentar el número de viviendas destruyendo un espacio singular que el plan debería proteger para que fuera parte de la ciudad. Gijón es una ciudad que debe mirar al mar y no podemos poner más urbanizaciones en la costa, sino preservar lo que no está degradado y si es posible recuperar las zonas que sí estén degradadas. Y esto también debe ser así para la zona oeste de Gijón. No podemos pensar una ciudad con desequilibrios. Admitir edificaciones de 8 alturas en la zona de camino de Lucero es una barbaridad que va en contra de esa necesidad de asomarse al mar. No vivimos en el siglo XX, nuestra población no está creciendo exponencialmente, sino que al contrario disminuye. No debemos bajo ningún concepto poner obstáculos frente al mar, tampoco en la zona oeste.

Tampoco estamos de acuerdo en la concentración de viviendas sociales prevista en determinadas zonas del oeste de la ciudad, en concreto en la calle Marruecos. Habría que preguntarse si tiene sentido aumentar la concentración de viviendas en zonas fuertemente industriales donde la tendencia debería ser la contraria. Además habrá que tener en cuenta el criterio de los niveles de contaminación antes de hacer urbanizable una zona. Igualmente las actuaciones de compactación de la zona este, Infanzón, Cabueñes, Somió, nos parecen excesivas e innecesarias.

Abogamos por una ciudad compacta y habitable, sostenible y accesible. Este plan, con sus propuestas es un monstruo indefinido que busca satisfacer intereses particulares pero que carece completamente de una idea de ciudad. Es un fracaso después de gastar varios cientos de miles de euros y desperdiciar varios años. Paremos el proceso. Pensemos y hagamos algo serio y duradero sobre el Gijón que queremos, desde premisas lógicas y no desde la satisfacción de intereses, legítimos, pero particulares. No hagamos un plan para que alguien pueda construir su chalet. Un PGO debe ser mucho más que eso.

Deja un comentario