Avanzar con un PGO para Gijón con garantías

Avanzar con garantías, planear sin vicios ocultos o aparentes

Desde Equo Gijón ya hemos expresado con anterioridad que este no es nuestro PGO porque, mientras nuestra propuesta es de  un urbanismo compacto, sostenible y orientado a las necesidades de las personas, a mejorar su calidad de vida, su salud y mejorar la convivencia en una ciudad del “buen vivir”, en el mismo se siguen modelos desarrollistas permitiendo hasta 18.000 nuevas edificaciones en un municipio con una clara tendencia al descenso de su población.

En Llanes se aprueba un PGOUA pesar de esto, decidimos participar en el proceso de alegaciones por responsabilidad con la ciudadanía y con nuestra salud aún cuestionando la validez del mismo por el alto número de errores encontrados en su desarrollo.Por esta responsabilidad y con respecto a las informaciones que la prensa recoge debemos expresar que este es un proceso dónde:

 

 

[Tweet “Este no es el PGO que queremos para Gijón”]

  1. No cabe discrecionalidad en la información de las alegaciones tras la Información Pública de la Aprobación Inicial por el equipo redactor. Es decir, no hay alegaciones ‘políticas’ sobre las cuales el equipo redactor no deba opinar por su trascendencia o interés. Todas las alegaciones han de ser informadas del mismo modo y manera, bajo la doble consideración técnica, territorial y legal, con independencia del alegante, el objeto de la alegación, o la lectura que se quiera hacer de las mismas.

[Tweet “No puede haber alegaciones de primera y de segunda”]

 

  1. No se puede abrir ahora, una negociación entre grupos municipales, que, o bien debía haber tenido lugar antes del inicio del proceso (Julio de 2014), o bien antes de la aprobación municipal de la Aprobación Inicial (Febrero de 2016), para opinar o resolver esas cuestiones ‘políticas’. Más bien parece un intento desesperado de dar legitimidad al fracaso anunciado del proceso, tras sus múltiples e insostenibles episodios.

 

  1. No cabe argüir acerca de la participación pública como desiderátum. La participación pública real es la reglada, y cabe recordar que en Xixón se dieron procesos previos denominados pomposamente de modo similar (Prediagnóstico, p.e.) que no aportaron nada, porque nada se pretendía. Y si se repite una información pública no reglada ¿dónde está el respeto a los partícipes de la primera, la reglada, y a sus opiniones?.

 

  1. Si, como consecuencia del conjunto de las alegaciones y de lo que se informe y resuelva sobre ellas por el equipo redactor se acordara informar técnicamente y plantear favorablemente cambios sustanciales, sí cabría un nuevo plazo de información pública y audiencia, pero si esos cambios realmente son trascendentes, -como tal aparenta- lo más prudente es reiniciar el proceso, no con AI, sino con DP (Documento de Prioridades).

Nuestra propuesta

Por eso consideramos que la mejor solución para la ciudad y el concejo sería el reinicio en base a un nuevo Documento de Prioridades  del PGO.

No hay tanto que perder, con toda la labor efectuada, y válida en gran medida, y sí mucho que ganar, antes de acumular otro fracaso en ciernes.

[Tweet “La solución para el PGO es un nuevo documento de prioridades”]

Deja un comentario