Denunciamos la gestión de Cogersa

La formación política verde Equo, considera que los gestores y políticos responsables del fracaso del modelo de gestión de residuos deben asumir sus responsabilidades, y dimitir o ser cesados cuando proceda; no se puede insistir en proyectos fracasados o que no cumplen los objetivos previstos.

Equo se pregunta, ¿cómo es posible que después de más de 20 años de insistir en un modelo de gestión que no ha cumplido con los objetivos establecidos de reducción y reciclaje, nadie asuma ninguna responsabilidad y se pretenda continuar siendo la solución al problema?

Se ha mantenido un modelo basado en enviar la basura al vertedero y en grandes instalaciones, unas infrautilizadas como la planta de compostaje y otras a punto de colapsar como el vertedero. Y se han acumulado 200 millones de euros de los/as asturianos/as que ahora se quieren gastar si o si, pero que deberían haber servido para implementar un modelo moderno de basado en la reutilización y el reciclaje que estamos muy lejos de alcanzar.

Las recientes declaraciones del Gerente de Cogersa, con más de 25 años en el cargo, así como las de los responsables políticos autonómicos, no hacen sino confirmar una nefasta gestión de los residuos, la primacía de una visión o intereses particulares, y un modelo que no estaba basado en cumplir objetivos y plazos concretos. Además del agravante de ser conscientes de que se estaba fallando y que los Ayuntamientos no adoptaban medidas ni asumían sus competencias, e incluso reconocen su falta de participación en convocatorias de subvenciones. Por no hablar de su nula participación en el debate, toma de decisiones o realizando propuestas dentro de Cogersa, donde se limitan a ejercer un voto sin dar cuentas en su mayor parte ni al pleno, ni a sus vecinos/as.

Esto demuestra que los ayuntamientos, con gobierno de todos los colores políticos, se han limitado a pagar con el dinero de todos/as las correspondientes tasas, sin que la mayoría hayan adoptado otras medidas para cumplir objetivos de reducción y reciclaje; se trata de un despilfarro de dinero público del cual los/as ciudadanos/as deben ser conscientes porque una gestión correcta y eficiente supondría un mayor beneficio social y la posibilidad de utilizar los recursos públicos para generar empleo y/o destinar a otras cuestiones y necesidades.

Y ahora nos dicen que los ayuntamientos que no cumplan serán multados, es decir volverán a ser los/as vecinos/as quienes con su dinero pagarán la ineficacia o fallos de sus ayuntamientos. Equo considera que los proyectos y actuaciones públicas deben estar sometidos a sistemas de control y rendición de cuentas ante los/as ciudadanos/as; y al cumplimiento de plazos y objetivos establecidos.

Deja un comentario