Pedimos la dimisión del delegado del Gobierno por declaraciones machistas

A raíz de las últimas declaraciones realizadas por el delegado del Gobierno en Asturias, de tono claramente machista y discriminatorio, además de improcedente, pedimos la dimisión automática de Gabino de Lorenzo de su cargo, además de una rectificación pública, pues ya son varias las veces que realiza declaraciones similares, siguiendo una línea irrespetuosa de forma generalizada.

No es la primera vez que el señor Gabino de Lorenzo responde de forma banal y vejatoria a preguntas relacionadas con cuestiones de género, o cualquier otra cuestión ligada a los derechos y el bienestar de todos los asturianos y asturianas.

fuente: europa press

La gota que ha colmado el vaso ha sido las palabras vertidas anteayer en Luarca, con motivo de la convocatoria de la Junta Local de Seguridad para abordar las fiestas de San Timoteo. “El respeto que le debemos a la mujer hay que seguir poniéndolo en práctica de noche e incluso con unas copas de más”, espetó De Lorenzo al diario El Comercio.

Nos preguntamos a qué respeto se refiere, pues no tenemos muy claro cuál es su concepto de igualdad y de respeto a la mujer y si debe ejercerse siempre, qué consideración le merecen los abusos y violaciones sufridos últimamente por mujeres en Asturias, -que considera casuales- y si estos sucesos no le parecen demasiado importantes como para situarlos en un plano de máxima prioridad.

Precisamente en diciembre de 2016 declaraba el delegado del Gobierno, “el día que no esté en las condiciones que requiere el ejercicio de esta actividad, honradamente levantaré la mano y diré que lo dejo”. Creemos que ha llegado la hora de que lo haga, pues no sólo falta al respeto a las mujeres, lo cual ya es muy grave, también lo ha hecho en los últimos meses con los ferroviarios por el tema del cercanías, o minimizando el desastre que supuso Villa Magdalena o el Calatrava.

Así pues, pedimos la dimisión al señor De Lorenzo, e instamos a su partido a que tome las medidas correspondientes, pues en la reiteración está la permisividad.

Deja un comentario