El agua es para beber

La navegación o la pesca en los embalses no es en sí mismo una prioridad.

Cualquier propuesta para el uso lúdico de los embalses debe priorizar el  abastecimiento de agua potable y su valor como espacio de conservación de la biodiversidad. Por ello aplaudimos el fracaso de la propuesta legislativa del PP, que no considera ninguna restricción ni va acompañada de ninguna propuesta de viabilidad económica. Esperamos que también fracase el intento de Foro de enmendar esa iniciativa.

El objetivo fundamental de las políticas que se desarrollen en los municipios de Caso y Sobrescobio debe ir orientadas a fijar una población estable y viable social y económicamente, que al mismo tiempo respete la conservación de la biodiversidad de los ecosistemas de la zona. Viable socialmente quiere decir que se mantengan en la medida de lo posible las estructuras sociales del mundo rural y que las personas que viven allí tengan un nivel de vida equivalente o mejor que en el medio urbano.

Esto exige buscar desde las administraciones públicas un camino de desarrollo económico realista y compatible con el Parque Natural. La pregunta que nos hacemos es si un uso lúdico de los embalses ayuda de forma significativa a alguno de estos objetivos. El turismo debe ser una parte del PIB de estos concejos, pero no puede ni debe ser el único objetivo. Además, debemos buscar un turismo que pernocte, que se desestacionalice lo más posible y que se integre en la medida de lo posible en la vida de los pueblos. Objetivos todos ellos que no parecen encajar con la propuesta de hacer navegables los embalses.

Con una población que envejece y seguirá envejeciendo, tenemos que trabajar para que este grupo de población no tenga que marcharse de los pueblos cuando comienzan las dificultades de movilidad o de salud. Por ello el transporte público, la ayuda domiciliaria, las viviendas tuteladas u otras soluciones novedosas que se están implementando en otros lugares son mucho más importantes que el uso lúdico o no de los embalses. Además, invertir en conseguir una vida mejor para nuestros mayores genera empleo.

Con una población donde no hay niños y buscando como objetivo que las familias que están fuera acudan a la zona en sus períodos vacacionales, es imprescindible realizar actividades saludables con las que esas familias se encuentran en el medio urbano. Nuevamente la navegabilidad de los embalses se queda fuera de ese objetivo.

Para todos los sectores de población la movilidad es fundamental. Las carencias de la zona en cuanto a transporte público, sobre todo transporte adaptado para personas con movilidad reducida es muy grande. Tampoco hay planes para que peatones y ciclistas puedan circular seguros entre nuestros pueblos. La inseguridad vial ha cobrado un tributo demasiado alto en nuestra comarca.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que puede hacerse para tener una población asentada y estable. Por eso creemos que la polémica sobre la navegabilidad de los embalses no es sino ruido político del PP y Foro. Partidos que coaligados en el congreso son quienes lideran los recortes en servicios públicos que dañan al mundo rural.

Pedimos que cualquier propuesta sobre uso lúdico, sea respecto a la navegación en Caso y Sobrescobio o de la pesca en Morcín, vaya acompañada de un plan detallado y concreto dónde concreto dónde se especifique qué se quiere hacer y con qué recursos económicos y humanos se va a desarrollar. El plan debe incluir un análisis minucioso del impacto que tendrá sobre biodiversidad en la la zona y cómo se verá afectada la potabilidad del agua que beben cientos de miles de personas en Asturias.

Deja un comentario