Exigimos al Ayuntamiento de Valdés apostar realmente por el turismo

Nos preocupan las recientes noticias sobre el estado de las aguas de las playas, de las sendas y caminos rurales y sobre la falta de actuaciones en materia de turismo en el concejo de Valdés.

Tanto que desde Alternativa Verde por Occidente – EQUO exigimos una explicación pública del Ayuntamiento de Valdés acerca de que es lo que está sucediendo para que año tras año, recibamos críticas de turistas, bañistas, y organismos diversos, por la mala calidad de las playas de Luarca y del entorno natural del concejo de Valdés, así como del abandono de su medio rural.

La gota que ha colmado el vaso ha sido la última denuncia de que nuestras playas Primera y Segunda son las peores de Asturias. Consideramos este anuncio una dejación de funciones evidente, y una  falta total y absoluta de cuidado de las condiciones de salubridad del entorno, además de no contar toda la verdad de este episodio vergonzoso.

Playas Primera y Segunda de Luarca

Esta situación en las playas Primera y Segunda de Luarca no es nueva. Los grupos ecologistas y nuestra formación política llevamos años denunciando la mala depuración de las aguas de nuestro concejo, la falta de un saneamiento adecuado y de una traída de aguas acorde al siglo XXI. La EDAR de Luarca costó más de 7 millones de euros a todos los asturianos, y no se está traduciendo en un mejor servicio para los valdesanos y valdesanas, con sobrecostes y retrasos mediantes.

No sólo eso, muchos núcleos de población siguen viendo como el agua corriente de sus casas sale en pésimas condiciones, y como tras cada lluvia intensa, el agua del río Negro baja de color marrón y deja nuestras playas en un estado deplorable.

Faltan actuaciones en materia de abastecimiento de aguas, reciclaje y residuos, protección del entorno, limpieza, reparación de caminos y colocación de elementos recreativos. Todas estas son actuaciones competencia del gobierno local.

Valle de Paredes (Valdés)

La imagen que el concejo de Valdés proyecta en el exterior se sigue degradando a pasos agigantados, y mientras tanto la única salida que ve el gobierno valdesano a la situación de abandono del concejo es anunciar que Valdés tiene que vivir del turismo.

En definitiva, ese turismo que tanto dice fomentar el Ayuntamiento de Valdés, contrasta con la ausencia de actuaciones en materia de salud, higiene, y adecuación de los espacios comunes del concejo. Para recibir a los turistas, se necesita una apuesta decidida por el sector. Desde Alternativa Verde por Occidente – EQUO, consideramos que Valdés tiene que ser una referencia en el turismo asturiano.

No vale escudarse en otras Administraciones para no asumir las propias responsabilidades. Y tampoco vale con publicar en 2017 un Plan Estratégico de Comercio y Turismo que es papel mojado, y que no especifica las acciones puntuales que se van a realizar o que se puedan estar realizando. Desde nuestra formación pedimos una apuesta decidida por la regeneración del concejo.

Deja un comentario