No a la cantera de Barcia

Desde EQUO Asturias nos oponemos frontalmente a la instalación, por parte de la empresa Minerales del Cantábrico S.L., de la cantera de caolín en la parroquia de Barcia y Leiján (Valdés). Rechazamos el modelo especulativo, devastador e insolidario de este tipo de explotaciones, y apostamos por utilizar el terreno común para actividades respetuosas y sostenibles con el Medio Ambiente.

Denunciamos que el Ayuntamiento de Valdés y su Concejal de Obras engañen a los vecinos de la parroquia de Barcia y Leiján diciendo que el permiso para la actividad de explotación de sus terrenos lo deciden ellos, y a todos los valdesanos por ocultarles información sobre el proyecto.

La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) ha reconocido que el trámite ambiental para la explotación de la cantera está en el aire, y que hay una clara incompatibilidad de la mina con las normas urbanísticas y con la viabilidad del proyecto.

Barcia, Valdés, fuente LNE

Aún con eso, y sabiendo que el Plan General de Ordenación (PGO) de Valdés no permite el uso de los terrenos para este tipo de industrias extractivas, al estar declarado de uso agrícola, el Ayuntamiento está intentando modificar dicho Plan para ajustarlo a las necesidades de la empresa. Se ha iniciado la rescisión del precontrato con la promotora, pero no hay fecha definitiva de la misma, con lo que el proyecto sigue su curso y la empresa podría presentar otra propuesta que se ajuste a los requerimientos técnicos.

Desde EQUO Asturies denunciamos que el proyecto, además de ser ilegal al permitir el asentamiento de una industria extractiva a menos de 500 metros de las viviendas, pone en riesgo la estabilidad del terreno y puede contaminar los acuíferos.

El paso de camiones y la propia actividad van a generar contaminación, debido al polvo de sílice en suspensión. No hay claridad sobre las infraestructuras necesarias, contención de taludes, impermeabilización de acuíferos y labores de restauración del terreno una vez finalizados los 15 años de explotación.

No entendemos cómo se puede estar del lado de los vecinos y no atender sus alegaciones, mientras se presentan otras. No se ha preguntado a otros sectores como el turístico ni a la totalidad de los vecinos de Valdés sobre la idoneidad del proyecto, que provocaría unos daños al paisaje que serían claramente visibles, y más en un concejo que quiere vivir del turismo.

Además de todo esto, exigimos que se pare definitivamente la tramitación del proyecto, y que se haga caso a la voluntad de una gran parte de la sociedad valdesana, que alerta de los peligros de la explotación de una cantera a cielo abierto en una zona que pertenece al Paisaje Protegido de la Costa Occidental asturiana.

Desde EQUO Asturies instamos a terminar de una vez por todas con este capítulo en el que los intereses de la ciudadanía del concejo deben primar por encima de todo, favoreciendo la participación ciudadana y la rendición de cuentas.

Noticia sobre el tema:

Valdés recibe una propuesta (El Comercio 2013)

Vecinos denuncian (el Comercio septiembre 2017)

Barcia rescindirá (LNE noviembre 2017)

 

Deja un comentario