El nuevo plan de residuos no vale

Desde la formación política verde Equo, valoramos la retirada de la incineradora de la agenda política Asturiana pero vemos como en realidad no se trata más que de una artimaña más del gobierno socialista. Siguen apostando por quemar residuos, con el agravante de que ahora la propuesta es hacerlo en una central térmica ligada a HUNOSA.
Hace unos días hablamos de oscurantismo cuando supimos que se aprobaba el presupuesto de COGERSA, ahora el acuerdo de HUNOSA no hace más que ratificarnos en esa idea. En vez de seguir los cauces legales para la aprobación del plan está preparándolo sobre la base de acuerdos de trastienda. No hace un plan de residuos consistente, sino un traje a medida para cubrir otros intereses.

Deben primar los intereses de la ciudadanía, la protección de la salud de las personas y el medioambiente, frente a los intereses privados y/o partidistas. Con la propuesta lanzada por el gobierno no se cumplirán los objetivos europeos a 2020 ni a 2025 para reciclaje y reutilización y tampoco será posible avanzar en la aplicación real de una economía circular.

Sin embargo sí que se pretende a través del plan de residuos buscar ayudas para mantener una empresa como HUNOSA cuyo futuro no puede ligarse a los residuos. El futuro de esta empresa y de su patrimonio y de su plantilla debe deatirse y decidirse sin encubrirlo con otros debates.

Siempre dijimos que el debate no es qué hacer con la bolsa negra sino como no tener bolsa negra; sin embargo el PSOE y algunos amigos más siguen anclados en el debate equivocado y cada vez resulta más evidente que no les interesa seguir las normas europeas sino sacar réditos oscuros de la basura y a costa de la ciudadanía. Hay muchísimos ejemplos, en España y en otros lugares del mundo, de cómo se puede conseguir en menos de diez años tasas de reutilización y reciclaje cercanas al 90%. El PSOE de Asturias sigue mirando a otro lado y con otros intereses.
Nuestro grupo de trabajo de sostenibilidad y territorio se reunirá el próximo miércoles día 30 para valorar más en profundidad la propuesta de plan de residuos, así como los planes de calidad del aire, y mantendremos contactos con los colectivos sociales y medioambientales para compartir valoraciones.

Así mismo el próximo viernes día 1 tendremos una asamblea para la valoración de estos y otros temas en el comienzo del curso político y la semana del 4 de septiembre, una vez analizados los datos que vamos conociendo haremos una rueda de prensa expresando con claridad y amplitud nuestras propuestas alternativas.

A continuación la nota de prensa que enviamos el 14 de agosto, antes de conocer los detalles del acuerdo con Hunosa

El anuncio de que COGERSA acaba de aprobar una partida de un millón de euros en los presupuestos de 2018, para una planta de separación de basuras que supuestamente costaría treinta y dos, y la posterior declaración del viceconsejero de Medio Ambiente, diciendo que «tiene una explicación clara que en su momento daremos», no son más que muestras una vez más de la opacidad con la que acostumbra a trabajar el gobierno socialista.

La necesidad de nuevas infraestructuras de tratamiento y recuperación deberá decidirse en el marco de un plan de residuos integral que recoja medidas mucho más importantes para reducir la cantidad de residuos y para conseguir una recogida separada mucho mayor, especialmente los biodegradables. El plan en vigor no contempla esa planta, por lo que habrá que esperar a que culmine el proceso de modificación del Plan de Residuos de Asturias para ver cuál es la alternativa por la que se apuesta. Lo más peligroso es que, a pesar del claro rechazo social y político que suscita la posibilidad de hacer una planta incineradora, desde el gobierno se sigue jugando a la ambigüedad y no se da por descartada.

La coportavoz de Equo Asturias, Olga Álvarez, recuerda que “dentro de un plan integral de gestión de residuos, se podrían aplicar diferentes medidas con el objetivo de reducir en origen la generación de residuos y mejorar las tasas de reutilización y reciclaje. Diferentes estudios y experiencias muestran resultados con reducciones de aportaciones a vertedero de hasta el 90%, sin necesidad de incineradoras. Pero todo ello debe ir acompañado de una Ley de Residuos que no deje al libre albedrío de los ayuntamientos la implicación directa en el problema.”

“La implantación de la recogida selectiva orgánica en zonas urbanas y otras medidas como el autocompostaje y el compostaje comunitario en zonas rurales, podrían suponer una reducción de hasta el 40% de aportaciones al vertedero. Además daría sentido a los más de 16 millones de euros gastados en la planta de compostaje, la cual recibe menos de 1000 toneladas de basura orgánica, ante la falta de su recogida selectiva.”

El también coportavoz de la formación verde, Nacho González, afirma que “está claro que la gestión de los residuos no es, ni lo fue nunca, una prioridad en la agenda del resto de formaciones políticas. En general, para los aspectos ambientales se parte del concepto de ocultación o esconder los problemas, cuando en realidad las cuestiones ambientales están enlazadas con cuestiones económicas y sociales. El modelo de economía de usar y tirar debe cambiar hacia un modelo de economía circular donde las cuestiones sociales y medioambientales serán una prioridad“.

Deja un comentario