Presentamos alegaciones al decreto de especies protegidas

La formación política EQUO Asturies presentó sus alegaciones al proyecto de decreto para aprobar el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial del Principado de Asturias (en adelante Listado) y el Catálogo Asturiano de Especies Amenazadas (en adelante Catálogo).

La documentación presentada a información pública deja patente la muy escasa voluntad política de los sucesivos gobiernos socialistas en materia medioambiental.

Raposa en Somiedo. Foto Emma Alvarez

A la hora de elaborar los listados de especies se ha probado el efecto nefasto de la falta de personal, la falta de previsión y también de programas de investigación, control y seguimiento de fauna y flora. El presupuesto destinado a estos menesteres se ha demostrado más que insuficiente. Así es que no hay censos fiables para la mayoría de las especies y no se sabe cuál es la situación real en la que se encuentran.

Esto es especialmente grave en el caso de especies que ya estaban incluidas en los catálogos de especies amenazadas de fauna y flora, aprobados por sendos decretos en los años 1990 y 1995 respectivamente. No se desarrollaron los planes de control y protección previstos para muchas de ellas y ahora no se puede documentar la situación de estas especies que hace más de 20 años ya fueron catalogadas como amenazadas. Es un caso muy evidente de irresponsabilidad por dejación de funciones.

En segundo lugar, igualmente grave es la falta de responsabilidad que se demuestra al no atreverse a incluir en dichos catálogos especies tan claramente amenazadas en Asturias como son la anguila y el salmón. Es que además, ni siquiera se han incluido (como es legalmente preceptivo) todas las especies del Listado nacional. Mención aparte nos merece el habitual tratamiento del Principado con el lobo, protegido incluso por tratados internacionales.

El tratamiento de la anguila y el salmón como especies en peligro de extinción (o al menos en situación vulnerable) servirá para poder asegurar a largo plazo el buen estado de sus poblaciones, y con ello poder asegurar también la sostenibilidad de su aprovechamiento económico.

Queremos recordar una vez más, que la correcta gestión medioambiental del territorio es uno de los nichos de empleo más importantes en la actualidad, que además aporta calidad de vida al ser humano. Hay que entender que actualmente todo el dinero destinado a estos menesteres no es un gasto sino una inversión.

Esperamos que el borrador de decreto presentado se retire hasta que los técnicos tengan a su disposición los medios humanos, económicos y materiales necesarios para poder abordar la materia con el rigor que se merece.

Texto de las alegaciones:

Alegaciones de EQUO

Deja un comentario