¿Por qué el PSOE quiere que le paguemos la regasificadora a ENAGAS?

En EQUO Asturies no podemos entender la iniciativa del PSOE de Gijón. La regasificadora del Musel no puede ser puesta en marcha si la empresa privada que es titular de la misma no lo solicita. Trámite que no consta que se haya hecho. La regasificadora está parada, no porque sea ilegal, sino porque es innecesaria y siempre lo fue. No hace falta, el sistema gasístico español no necesitaba una regasificadora más cuando se proyectó y sigue sin necesitarla. No se puede comparar la situación del Musel, que es ilegal según una sentencia y que nunca estuvo en marcha, con la regasificadora de Mugardos en Ferrol que está en funcionamiento, con más o menos carga, desde hace años.

La Historia de la Regasificadora de El Musel en GijónSi la sentencia de la regasificadora se cumple, ENAGAS debería devolver el dinero cobrado y eso repercute en el recibo del gas que pagamos en nuestras casas. La iniciativa del PSOE gijonés sólo beneficiaría a una empresa privada y a cambio perjudicaría a la sociedad al repercutir esos costes sobre la factura energética. Una de las razones por las que pagamos los recibos de la luz que pagamos, es sin duda las inversiones en infraestructuras innecesarias, cuyos costes se socializan, mientras sus beneficios se privatizan. Pedimos al PSOE de Gijón que explique qué beneficios va a sacar Gijón de la puesta en marcha de una planta ilegal e innecesaria. Pagar millonadas de dinero público a una empresa privada para conseguir unas pocas decenas de empleos no es solución de nada.

También pedimos al PSOE que haga una reflexión sobre el grave perjuicio para Asturias que supusieron las obras del Musel, la Zalia y la regasificadora. Más de 1.300 millones de euros, un grave perjuicio ambiental, irregularidades en la gestión de las obras y ninguna utilidad.  Sería hora que el senador Alvarez Areces reconociese que las cosas no se hicieron bien y asumiera sus responsabilidades políticas por la hipoteca que ha dejado a Asturias pra las próximas décadas. Pedimos también al PSOE que sea coherente con su política de apoyo a las renovables en los años 2004 – 2011 y tomemos como sociedad un senda decidida en pro de la soberanía energética y del abandono de los combustibles fósiles como recurso energético.

Esperamos que aprovechen la buena sintonía con el gobierno del Partido Popular para convencerles de la necesidad de luchar contra la contaminación y el cambio climático.

Deja un comentario