RQMA organiza su primer cashmob en una juguetería erótica

cashmob-rqma-demilamores-07.jpgLa Red EQUO Mujeres acompañada por varias amigas y amigos y por la coportavoz de EQUO Asturias Azulina Llano, celebramos este jueves nuestro primer Cashmob. Un acto que consiste en convocar a través de las redes sociales al mayor número posible de personas y acudir en grupo a un negocio de la localidad con la intención de comprar e impulsar de este modo el pequeño comercio.

Para teñir nuestro Cashmob de un bonito color violeta acudimos en esta ocasión a una juguetería erótica. De Mil Amores, que así se llama, abrió sus puertas al público en el número 10 de la calle río San Pedro de Oviedo hace apenas un mes. Se trata de un proyecto dirigido por la joven empresaria Eva Garzón Fernández, sexóloga, especialista en género y activista feminista.

Habitualmente los sex shop tradicionales han sido espacios orientados al público masculino que comercializaban productos destinados a reproducir un modelo de sexualidad androcéntrico así como a reforzar los estereotipos sexistas y los prejuicios contra la sexualidad de las mujeres.

De Mil Amores rompe radicalmente con esta idea al conformar un espacio lúdico y abierto a hombres y mujeres de diversa orientación sexual en el que además se impartirán todo tipo de talleres encaminados a favorecer el crecimiento sexual y el desarrollo integral de esta dimensión de la de vida de las personas.

Desde la Red de Mujeres de EQUO entendemos que este tipo de espacios innovadores juegan un papel fundamental para animar a las mujeres a reconocer su sexualidad y disfrutar de ella, algo que en el contexto de una sociedad de tradición católica en la que persisten aun grandes diferencias de género resulta muchas veces complicado:

  • Los altos índices de acoso , abuso sexual y violaciones que se registran en nuestra sociedad
  • Los diversos tipos de violencia machista que sufren las mujeres en todos los ámbitos
  • El modelo normativo de sexualidad
  • La estigmatización de las mujeres sexualmente activas
  • Los mitos del amor romántico
  • La socialización de los niños y niñas en los roles de género
  • Los cánones estéticos inalcanzables etc…

Son factores que inciden negativamente sobre la sexualidad de las mujeres y que tienen un efecto represor que suele inhibirla y limitarla. Los principales problemas relacionados con la sexualidad femenina como anaorgasmia, frigidez, falta de deseo sexual, ansiedad frente al sexo o apatía, suelen tener precisamente una explicación de tipo emocional y una raíz social más que física o biológica.

Al igual que otros muchos aspectos de la vida privada que resultan determinantes para el bienestar de las personas, también el modo en que entendemos, practicamos, y disfrutamos o no de la sexualidad está fuertemente condicionado por la política y el modelo de sociedad en el que vivimos.

Por eso los espacios donde se promueve la sexualidad femenina no sólo deben ser apoyados en su labor por las organizaciones feministas sino que también deben ser tenidos en cuenta como espacios subversivos capaces de impulsar la reflexión crítica de las mujeres hacia la participación política y la deconstrucción del sistema.

¡Muchas gracias a todas las personas que participasteis por habernos acompañado!

Deja un comentario