Sólo la movilización ciudadana parará la planta de asfalto en Priorio

EQUO OVIEDO cree que sin la movilización ciudadana no se podrá evitar la construcción de una planta de asfaltado a las puertas de la ciudad

Queremos mostrar nuestra preocupación por el permiso que se pretende dar a Cánteras Cárcaba para instalar una planta de asfalto en Priorio; no olvidemos que esta es una zona de gran valor natural que ya está gravemente afectada por la contaminación. Hay que recordar que la calidad del aire en el concejo de Oviedo empieza a ser preocupante, con la tasa más alta de contaminación por benceno y la segunda más alta por azufre de Asturias. Nuestra comunidad, tristemente, parte de valores elevadísimos en este asunto: somos líderes en España y de los primeros en Europa, ¡como para estar contentos!

EQUO se opone a la ampliación de la Cantera del Naranco

Imagen:ecoticias.com

Tampoco olvidemos que sobre el Principado, además, pesan las amenazas de sanciones desde Europa por el constante incumplimiento de la normativa medioambiental. Por ello, no es de extrañar que se hayan relajado en la petición de explicaciones sobre las nuevas instalaciones a sus propietarios, con “olvido” incluido de la solicitud de estudio de impacto medioambiental preceptiva.

En ese ámbito, en nombre de EQUO Oviedo, nos hemos puesto en contacto con nuestro representante en Europa, el eurodiputado Florent Marcellesi, para valorar qué actuaciones sería posible hacer ante los organismos europeos para exigir el cumplimiento de la normativa ambiental y defender nuestro derecho a la salud.

De todas formas, a pesar de las acciones a nivel político o legal que se puedan tomar, debemos ser realistas. Sabemos que en Asturias existen prebendas en todo lo que tenga que ver con derechos de minería, y en Oviedo en concreto con el tratamiento de áridos, y esto es un grave inconveniente para evitar este tipo de plantas, que son muy dañinas y a cambio muy poco rentables económicamente, excepto para sus propietarios. No se espera de esta instalación más que un impacto económico mínimo, casi despreciable en cuanto a puestos de trabajo.

Esto se nos parece demasiado a lo que ha venido pasando con las canteras de la zona norte del Naranco, que en los últimos años ha sufrido continuas ampliaciones a pesar de su fuerte impacto medioambiental. Y aunque surgen voces y buenas palabras de nuestros representantes, a la hora de la verdad no hay la presión social suficiente para parar estas atrocidades.

Por estos motivos, consideramos que la única solución posible para que se evite la instalación de esta planta es la movilización de la ciudadanía de las zonas afectadas, el apoyo del resto del concejo a todas sus acciones y la fuerte contestación social a esta actividad, que obligue a los políticos a presionar lo suficiente para que nadie se atreva a aprobar esta instalación.

Desde EQUO Oviedo estamos al lado de las vecinas y vecinos que decidan luchar por esta causa, y apoyaremos todas las acciones de protesta que emprendan.

Deja un comentario